Qui som Accés als nostres articles Materials i documents Fòrums de debat Contacta amb el col·lectiu Enllaços que recomanem Índex del web Convocatòries, mogudes, manis, activitats...
[cap convocatòria]
Imatge bus
Els nostres articles en publicats en premsa
Publicat el 8 - 4 - 2007 a Levante - EMV
Descarrega l'article

Llegan las elecciones

Maota Soldevilla

Professora de l'Escola d'Arts i Oficis

"Se dio en cambiar la acepción de las palabras. La audacia irreflexiva pasaba por valor a toda prueba; la lentitud prudente por cobardía disfrazada; la moderación como pretexto para la timidez; una inteligencia grande por una gran inercia. El acaloramiento ciego se convirtió en rasgo distintivo del hombre de valor; la circunspección en una especie de subterfugio. El hombre más irascible era considerado el mas digno de confianza, el que osaba tener cabeza era considerado sospechoso. Sé tenia por fineza tender trampas al enemigo y sobre todo eludirle (...)". Tucídides.

Los talleres de participación reúnen a los ciudadanos para reflexionar e intentar dar soluciones a determinados problemas de la ciudad o de un barrio concreto. Uno de los métodos practicados para facilitar la obtención de resultados, consiste en proponer que el diálogo no se centre en los problemas particulares que padecen, sino en exigir a los participantes un esfuerzo de imaginación para que expliquen como desearía que fuera su barrio dentro de unos años. Este método, además de favorecer la argumentación en positivo, tiene el objetivo de poner en evidencia la posible coincidencia de un gran número de deseos, lo que facilita la discusión sobre los instrumentos necesarios para conseguirlos.

Ya que estamos en periodo electoral y vamos a decidir quien dirigirá la ciudad durante los próximos cuatro años, propongo que antes de depositar nuestro voto, también los vecinos de esta ciudad, nos planteemos que ciudad queremos tener dentro de unos años. Porque sólo por el hecho de hacernos esta pregunta, es decir ponernos a pensar que ciudad queremos tener en un futuro, seguramente ya tenemos dos cuestiones fundamentales de consenso: queremos tener una ciudad con futuro y queremos participar en su proyecto.

Traducido a acciones de gobierno, estos deseos suponen que queremos un Ayuntamiento que gestione la ciudad con políticas de participación ciudadana y que practique políticas urbanas respetuosas con el medio ambiente para asegurar su disfrute por las próximas generaciones.

Es indiscutible que la participación ciudadana comienza con la puesta en vigor de los presupuestos participativos, algo que por otra parte ya han establecido otros ayuntamientos como el de Albacete. Pero, y es lamentable tener que decirlo, también se refiere al respeto debido para con aquellos ciudadanos discrepantes con las decisiones de gobierno. El bochornoso espectáculo de nuestra alcaldesa leyendo despectivamente unas notas, mientras un ciudadano se dirigía a ella en el pleno municipal del último viernes del mes pasado, demuestra una vez más, su manera autoritaria de ejercer un poder con el argumento de tener mayoría absoluta. La democracia, no hay que olvidarlo parte del respeto a las minorías

Con respecto al futuro de nuestra ciudad, cada vez es mas evidente que debido al cambio climático que hemos propiciado con un derroche y consumismo propio de descerebrados, el paraíso terrenal que supuso el entorno del Mediterráneo puede convertirse en un infierno, una latitud imposible de habitar. La degradación de las condiciones del planeta para permitir la vida de las personas, es una realidad que vienen anunciando los científicos desde hace ya varias décadas, mirar hacia otro lado sólo ha servido para agudizar un problema que hoy en día es imposible de obviar.

Hacer una ciudad sostenible, no consiste en emplear palabras políticamente correctas pero vacías de contenido, sino en tomar decisiones importantes y cada vez más urgentes sobre un modelo de ciudad que favorezca ese objetivo. Este modelo debe reflexionar sobre la cuestión de la movilidad, actualmente basada mayormente en el vehículo privado –consumidor del espacio y el aire de todos- y proponer políticas que favorezcan el uso del transporte público o medios alternativos de desplazamiento como la bici e incluso el paseo –no olvidemos que en menos de media hora se puede atravesar andando todo el casco antiguo de la ciudad, a pesar de la incómoda presencia de los coches aparcados, que imagino pueden estar almacenados en suficientes aparcamientos en altura.

Este modelo debe reflexionar sobre la cuestión del verde en la ciudad, actualmente relegado a parques inconexos –de difícil acceso para muchos ciudadanos- y proponer una red de calles verdes de prioridad peatonal que permita su disfrute seguro por los niños y ancianos de todos los barrios y que potencie la permeabilidad –tan necesaria- del suelo de la ciudad. En este apartado, cabe una reflexión profunda sobre el significado y el potencial de los dos cauces del río Turia –el nuevo y el viejo- y el papel que juega en la ciudad la tan alabada, y no por ello menos maltratada, huerta periurbana.

Este modelo debe reflexionar sobre la cuestión inmobiliaria, actualmente dirigida exclusivamente a la construcción indiscriminada de obra nueva y, tras considerar cual es el tamaño idóneo de la ciudad, apoyar la rehabilitación y el reciclaje del patrimonio construido, haciendo más atractivos y habitables los barrios existentes.

Abordar con decisión las causas que están deteriorando el medio ambiente es una prioridad, un asunto en el que todos debemos implicarnos. Soy consciente que mucha gente joven participa de esta preocupación y saben que el tiempo que pasa, sin tomar decisiones para combatir el problema, corre en su contra. Por ello ha llegado el momento de participar, votar nos interesa a todos.

envia correuComentaris dels lectors sobre l'article

Els lectors encara no han opinat sobre aquest article.

ComentaComenta aquest article
Nom
Adreça electrònica
Mostra l'adreça
Des de
captcha
Codi de confirmació    [genera'n un de diferent]
Aquest codi és per a impedir la introducció automàtica de publicitat. Introduïu-lo tal i com el veieu a la imatge.
Comentari
       
Webmaster: Pere Pasqual Pérez